Los beneficios de comer las pieles de las patatas orgánicas

A la mayoría de las personas nos encantan las patatas, las zanahorias, el brócoli o cualquier otra verdura. Cada persona consume un promedio de casi 40 libras de patatas frescas cada año o aproximadamente el doble de la cantidad de patatas, zanahorias y brócoli combinados.

Aparte de ser abundantes y relativamente baratas, las patatas son unos de los alimentos más nutritivos disponibles y especialmente nutritivas al comer las pieles de las patatas.

 

Beneficios nutritivos de las patatas

Beneficios nutritivos de las patatas

Si comes una patata pero no te comes la piel de una patata horneada de tamaño medio, obtendrás alrededor de 145 calorías, 3 gramos de proteína, 34 gramos de carbohidratos en su mayoría complejos y cantidades significativas de potasio, vitamina C, vitamina B-6, niacina y tiamina.

Por alrededor de otras 15 calorías, comer las pieles de las patatas te proporcionarán un gramo extra de proteína, otros 3 gramos de carbohidratos y más de la mayoría de las vitaminas y minerales que se encuentran en esta hortaliza.

Las pieles de las patatas son particularmente ricas en hierro y potasio y SI, es comestible la piel de la patata.

Una patata horneada de tamaño medio tiene aproximadamente un 70 por ciento más alto en hierro y un 35 por ciento más alto en potasio que sin pelarla.

 

Beneficios digestivos de comer las pieles de las patatas

 

Una patata horneada consumida sin piel se queda corta para calificarla como una buena fuente de fibra dietética, con poco más de 2 gramos por cada patata de tamaño medio. La piel de la patata es una fuente mucho mejor de estos carbohidratos tan beneficiosos.

Las patatas enteras son especialmente ricas en fibra insoluble, que es el tipo de fibra que estimula la digestión y promueve la regularidad intestinal.

 

Beneficios para el azúcar en la sangre al comer las pieles de las patatas

 

Beneficios para el azúcar en la sangre al comer las pieles de las patatas

Las patatas se consideran como unas hortalizas de almidón porque son ricas en carbohidratos complejos y en comparación con los carbohidratos que se encuentran en los granos enteros, los frijoles y otras hortalizas, los carbohidratos complejos en las patatas peladas se dividen más fácilmente en azúcares simples y se absorben en el torrente sanguíneo, por lo que tienden a hacer que los niveles de glucosa en la sangre aumenten más rápidamente que otros alimentos con almidón. Puedes aprender más sobre los beneficios de consumir cebollas para regular los niveles de azúcar en la sangre.

La fibra extra obtenida comiendo la piel de la patata tiene una cantidad justa de la cual es soluble y ayuda a mitigar este efecto. La fibra soluble mantiene el alimento digerido en tu estómago más tiempo y retrasa la tasa en la cual los azúcares simples entran en tu circulación sanguínea.

 

¿Qué nutrientes hay en las pieles de las patatas?

 

Las pieles de las patatas contienen un número de nutrientes adicionales por lo que es beneficioso comer sus patatas con la piel. Limpialas bien primero para quitar cualquier suciedad y después cocinalas según tus preferencias.

 

La Fibra en la piel de las patatas

 

La piel de las patatas es alta en fibra. Una porción de una patata horneada con la piel proporciona más fibra que una porción de avena, ya que con una patata horneada mediana con la piel te proporciona 5 gramos extra de fibra.

Los hombres por debajo de la edad de 51 años deben consumir al menos 38 gramos de fibra al día.

Las mujeres debajo de la edad de 51 deben consumir unos 25 gramos de fibra al día. Estos números bajan ligeramente a medida que envejeces. La fibra tiene una serie de beneficios potenciales para la salud, incluyendo la normalización de los movimientos intestinales, la disminución del colesterol y la regulación del azúcar en la sangre.

 

El Betacaroteno en las patatas

 

Las patatas asadas con su piel se cargan con betacaroteno. Un boniato de tamaño mediano tiene cuatro veces el valor diario recomendado de betacaroteno. El betacaroteno es un antioxidante que se convierte en vitamina A en el cuerpo.

Los beneficios para la salud de la vitamina A son extensivos, ya que ayuda a mejorar la vista y a prevenir o tratar ciertas afecciones oculares. La vitamina A fortalece el sistema inmunológico y puede ayudar a prevenir el cáncer.

 

Vitamina C, Vitamina E y Folato

 

Las patatas con su piel también tienen los nutrientes esenciales como la vitamina C, la vitamina E y el folato o también conocido como ácido fólico. Una patata tiene aproximadamente 29,51 miligramos de vitamina C, casi la mitad del valor diario recomendado.

Una porción de patatas proporciona el 100 por cien del valor diario recomendado de vitamina E y sin grasas saturadas. Las patatas también tienen 18,2 microgramos de folato aproximadamente por cada porción.

La vitamina C y E son ambas antioxidantes que pueden protegerte contra un gran número de enfermedades mejorando tu sistema inmune y a mejorar la memoria.

 

El Potasio y el hierro en las patatas

 

Las pieles de las patatas son una gran buena fuente de potasio. Una patata de un tamaño mediano horneada con la piel contiene 542 miligramos de potasio aproximadamente. Aunque la ingesta diaria recomendada de potasio es de 4.700 miligramos, una patata tiene uno de los contenidos más altos de este nutriente.

La piel de la patata es también una gran fuente de hierro especialmente para la gente que no consume carne y el hierro encontrado en las pieles de las patatas es muy importante a nivel nutricional.

 

Mis consejos

 

Incorpora las pieles de las patatas en tu dieta alimenticia asando o cociendo las patatas enteras. Sírvelas con ensaladas, aceite de oliva o yogures, ya que la mantequilla y las cremas agrias son generalmente menos nutritivas.

Mezcla las patatas crudas en forma de dados y en sopas o guisos mientras las cocinas.

No peles las patatas antes de cortarlas ya que la piel dará un sabor y textura a tus platos.

Los beneficios de comer las pieles de las patatas son superados por el alto contenido en sodio, grasas saturadas y calorías. Si comes regularmente patatas, opta por una variedad de patatas orgánicas para comerte las pieles de las patatas siempre que sea posible ya que las patatas convencionalmente cultivadas son tratadas con varios pesticidas. Te recomiendo tambíen que leas sobre los beneficios para la salud de los pimientos, ya que es otra hortaliza que tiene muchos beneficios para la salud como las patatas.

Imágenes Créditos: Shutterstock