Causas más habituales de la depresion en mujeres y hombres

Causas más habituales de la depresion en mujeres y hombres
5 (100%) 1 vote

La depresión en mujeres y hombres: Vivir con una depresión es muy difícil puesto que implica intensas emociones de extrema negatividad, desesperanza, ansiedad e incluso a veces tendencias suicidas. Aunque puede pasarle a cualquiera, uno debe no tomarlo ligeramente ya que la depresión afecta a casi todos los aspectos de la vida, ya sea de salud física o mental, relaciones o trabajo. Sin embargo, lo peor es que no sólo afecta a la persona sino que afecta igualmente a su familia y amigos.

Al parecer, las mujeres tienen el doble de probabilidades de desarrollar depresión en comparación con los hombres, según revelan varios estudios. Incluso el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) indica que la depresión es más común en mujeres en comparación con los hombres, que pueden ser atribuidos a diversos factores biológicos y sociales exclusivos para la depresion en mujeres.

Algunos de los factores responsables de aumentar el riesgo de depresión en mujeres son:

depresion en mujeres y hombres

 

Los cambios hormonales: Las mujeres experimentan muchos cambios hormonales durante toda su vida, en comparación con los hombres. Por ejemplo, durante el embarazo o después del parto, una nueva mamá tiene que lidiar con cambios de humor, a menudo debido a la dificultad de vinculación con el recién nacido. Así mismo durante la menopausia, una mujer tiene que pasar por una gran cantidad de trastornos emocionales, incluyendo irritación, tristeza o depresión. Tratar con tales cambios y golpeada con niveles de alta tensión conduce a un mayor riesgo de tener depresión.

Las interrumpidas relaciones personales: Las mujeres consiguen generalmente involucrarse más y seriamente en sus relaciones. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de desarrollar depresión cuando esas relaciones no funcionan conforme a sus expectativas. Lo que añade a sus problemas la depresion en mujeres es la lucha diaria de estres entre el trabajo y responsabilidades familiares, que a veces, hace insoportable la presión y el estrés, llevandole eventualmente a la depresion.

El aumento de estrés y la preocupación: El estrés es un factor muy importante, que afecta a las mujeres mucho más que en la comparación con los hombres. Esto es porque son mayores las posibilidades de que las mujeres se enfrentan a situaciones difíciles como es el abuso sexual o agresiones así como la violencia doméstica. Éstos pueden conducir a un impacto negativo duradero en el cerebro. En mujeres susceptibles, la depresión es una característica común caracterizada por la pérdida de confianza en sí misma o de tristeza que parece no desaparecer de una forma espontánea.

La pérdida del apoyo social: Las mujeres en general, requieren más amor y cuidado que los hombres para llevar una vida feliz. Por lo tanto, perder un sistema de apoyo, ya sea en forma de amigos o familiares, puede tener un impacto en su salud, que a su vez, puede aumentar el riesgo de desarrollar una depresión.

La imagen corporal: Las mujeres son más propensas a sufrir en cuestiones relacionadas con la imagen del cuerpo, especialmente durante la adolescencia, que en última instancia conduce a la depresión. La pubertad es la etapa cuando la mayoría de las niñas pasan por innumerables cambios físicos y mentales, que desempeñan un papel clave en la causa de tremendos cambios en el estilo de vida, las relaciones o habilidades de afrontamiento, que finalmente conduce a la depresion en mujeres.

Reconocimiento temprano de la depresión

Reconocimiento temprano de la depresión

 

El diagnóstico de una depresión, a veces es una tarea difícil. Mantener un control en síntomas tales como sentimientos continuos de tristeza, culpa o desesperanza, pérdida de interés en las cosas que la persona antes disfrutaba, y cambios significativos en los patrones del sueño podrían ayudar a un diagnóstico precoz de la depresión.
Aunque la mayoría somos más conscientes de la prevalencia de la enfermedad mental, todavía hay un estigma asociado con el tema y muchos de nosotros a menudo todavía lo encontramos como un incómodo problema para discutir y hablar sobre ello.

Si sabemos que alguien está sufriendo de depresión o no, debemos recordar que es una enfermedad mental y muy diferente de alguna condición de salud física. Deberíamos tener en cuenta todos que alguno de nosotros en cualquier momento de nuestra vida podemos sufrir de una depresión.

La depresión es una enfermedad mental común pero grave que se estima que afecta a unos 350 millones de personas en todo el mundo. Las mujeres son más afectadas que los hombres, sin embargo podría atribuirse al hecho de que más mujeres tienen probabilidades de reportar sus síntomas rapidamente.

Cada uno en nuestra vida tendremos inevitablemente inesperados giros y vueltas con la posibilidad de llevarnos a la depresión. La genética, la química del cerebro y la personalidad pueden entre todos atribuir a la aparición de la depresión. Pero la depresión no discrimina; puede afectar a la persona que parece tener la vida perfecta tanto como que puede afectar a la persona que tiene problemas importantes.


La depresión en mujeres y hombres afecta a cómo pensar, actuar, sentir y manejar las actividades diarias tales como el trabajo, dormir y comer. Mucha gente dice “me siento deprimido” para expresar algo normal, pero el estado de ánimo después de un evento negativo, tales como tener una discusión con un cónyuge o dificultades financieras puede llevarle a ese estado de depresión. Pero a pesar de su nombre asociado con la tristeza, la verdadera depresión puede provocar muchos sentimientos más negativos.

Los signos y síntomas de una depresión en mujeres y hombres pueden incluir:

síntomas de una depresión en mujeres y hombres

 

  • Estado de ánimo bajo o sentimientos negativos.
  • Sentirse sin esperanza, inútil o pesimista.
  • Persistente o con mal humor o irritabilidad.
  • Sentimientos de culpa o impotencia.
  • Pérdida de interés en actividades o pasatiempos agradables.
  • Baja reducción de energía, cansancio o fatiga.
  • Hablar y pensar más lentamente.
  • Sentimientos de inquietud.
  • Dificultades de concentración.
  • Problemas para recordar o tomar decisiones.
  • Dificultades de dormir o dormir más.
  • Cambios de peso y apetito.
  • Pensamientos de muerte.
  • Pensamientos suicidas.

Es preocupante, y se estima que solamente cerca de un tercio de las personas que realmente sufren de depresión buscan una ayuda profesional.

Incluso en los casos más severos, generalmente se puede tratar la depresión en mujeres y hombres. La clave está en reconocer y conseguir ser tratada tan pronto como sea posible.

Al igual que cualquier persona puede caerse y romperse su brazo, cualquier persona puede sufrir de depresión. No hay diferencia. ¿Dejaría usted su brazo roto no se trataría?

La depresión puede ser una enorme montaña por escalar para los afectados por ella. El distanciamiento social y la desaprobación de alguien del derecho a vivir una vida normal pueden hacer que las cosas aún empeoren y se agrave la depresion en mujeres y hombres.

Si le ha gustado este artículo sobre la depresion en mujeres y hombres no olvide dejarme un comentario debajo de este artículo en la zona de comentarios y espero haberle ayudado a comprender mejor como funciona la depresión.

Imágenes Créditos: Shutterstock

Mikel Freije
Sígueme

Mikel Freije

Descubre a diario nuevos artículos sobre la salud en general así como remedios caseros y dietas para perder peso, cuidado de la piel , cuidado del cabello y mucho más. Cada día publíco un artículo nuevo sobre la salud y de remedios caseros para la salud que haran que su vida cambie por completo gracias a mis conocimientos de nutrición aprendidos durante los últimos 23 años con mis estudios en esta sección.
Mikel Freije
Sígueme
Compartelo en...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInShare on Tumblr

Comentarios

Comentarios

One Comment

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *