7 Remedios caseros para la tos y el dolor de garganta

Cuando tienes una tos seca o una tos persistente que te está causando un dolor de garganta o una tos persistente la verdad es que lo pasas como todos mal ya que no puedes dejar de romper el silencio con esa tos o ver a una persona en un restaurante que hace que la gente tapen sus platos para proteger sus comidas mientras que tu tienes esa dichosa tos. O como esa persona en el avión que todo el mundo le mira asqueado ya que las toses son terriblemente incómodas por todas partes, tanto físicamente como de otras formas.

Desházte de esas toses persistentes y secas con estos remedios caseros para la tos tan eficaces y jarabes de tos caseros sin que ningún médico te de un jarabe de esos de farmacia que contienen tantos químicos.

Hay dos tipos primarias de tos, la tos seca y la tos con flemas o también llamanda productiva. Una tos productiva es una en la que estás tosiendo con flems o mucosas y esta no es una tos que pueda ser curada a veces sin antibióticos, sobre todo si las flemas son de color verde, ya que tu cuerpo necesita deshacerse de esta mugre que está en tus pulmones.

Aunque no se debe suprimir, algunos de estos remedios caseros para la tos abordarán una tos productiva al incluir un expectorante o algo que afloje las mucosas y hará que sea más fácil para tu cuerpo deshacerse de estas flemas.

Una tos puede ser causada por alergias, aire seco, un cosquilleo en la parte posterior de la garganta que no desaparece, las secuelas de un resfriado, estar en un ambiente polvoriento, etc. Para estos se convierten en demulcentes que son los ingredientes que alivian las membranas mucosas irritadas y eliminan el irritante desencadenante de la tos.

Los ingredientes principales en un jarabe para la tos normalmente contienen dextrometorfano y difenhidramina y tienen la misma efectividad en el tratamiento de la tos como un ingrediente placebo.

En lugar de usar soluciones químicas para cada dolencia de menor importancia, prueba algunos remedios caseros para la tos antes de ir a comprar un jarabe ya que no sólo son mejores para ti, sino que además tienen un sabor mucho mejor que la mayoría de jarabes para la tos.

 

Remedios caseros para la tos y el dolor de garganta

 

Remedios caseros para la tos y el dolor de garganta

 

 

1. La miel

 

Los estudios han encontrado que la miel puede trabajar más eficientemente para calmar la tos que los jarabes para la tos. Es rica en sabor y con una viscosidad alta y pegajosa que hace un trabajo increíble en calmar esas membranas mucosas irritadas. Gracias a una enzima añadida por las abejas cuando cosechan la miel, también tiene propiedades antibacterianas, lo que puede ayudar a acortar el tiempo que tengas la tos si se debe a una enfermedad bacteriana.

Nota: éste es un remedio alternativo excelente para los jovenes y los adultos, pero nunca se debe dar a los niños de una edad menor de 2 años debido al riesgo de botulismo.

 

Vas a necesitar

 

  • 1 cucharada de miel orgánica.

 

Como prepararlo

 

Toma una cucharada de miel 1-3 veces al día según sea necesario para controlar la tos y el dolor de garganta si lo hubiera. Toma una cucharada de miel inmediatamente antes de acostarte si la tos ha estado interrumpiendo tu sueño mientras duermes. Para los niños, puedes ajustar la dosificación de 1 cucharadita hasta una cucharada sopera.

 

2. Té de raíz de regaliz como remedio casero para la tos

 

La raíz de regaliz es a la vez un expectorante y calma al mismo tiempo las vías respiratorias mientras aflojan y deshacen las mucosas, aliviando de esta forma la congestión. También ayuda a aliviar cualquier inflamación que pueda irritarte la garganta.

Su principal constituyente, la glicirricina , es responsable de la mayoría de sus efectos. Es más de 30-50 veces más dulce que la sucrosa, que es la que inhibe una 11 beta hidroxiesteroide dehidrogenasa.

Esta enzima regula el acceso de glucocorticoides que es una hormona esteroidea a los receptores de los esteroides, en última instancia, es la ralentización de la conversión de cortisol a la cortisona y esto aumenta el efecto del cortisol y reduce la inflamación. Si estás tomando esteroides o tienes cualquier problema con tus riñones, es recomendable que no uses la raíz de regaliz para aliviar la tos y sigas mis instrucciones con estos remedios caseros para la tos que te muestro.

 

Vas a necesitar

 

  • 2 cucharadas de la raíz de regaliz seca.
  • 8 onzas de agua.

 

Como prepararlo

 

Lleva el agua a ebullición y coloca la raíz de regaliz en una taza. Cubrelo con agua y escarpado unos 10-15 minutos. Bebe toda la taza y hazlo 2 veces al día, preferiblemente por la mañana y por la noche.

 

3. Hacer gárgaras con agua salada para la Tos

 

También es un remedio popular para las gargantas doloridas ya que el agua salada puede aliviar el malestar causado por una tos de la misma manera que puede ayudar a una úlcera de garganta a través de la ósmosis. Cuando la concentración de sal es más alta fuera de las células en las membranas mucosas, el agua fluye fuera de las células para equilibrarlo todo.

Cuando el agua sale de las células, el hinchazón disminuye y el malestar se reduce. Si tienes una tos junto con un dolor de garganta que haya inflamación, esta es una buena opción. También puede ayudarte a desprender cualquier flema que este colgando y te permitira expulsarla más fácilmente.

 

Vas a necesitar

 

  • 1 cucharadita de sal.
  • 8 onzas de agua tibia.

 

Como prepararlo

 

Revuelve la sal en el agua hasta que se disuelva completamente. Haz unas gárgaras durante 15 segundos, escupe y repite el proceso con el agua restante. Enjuagate con agua sin la sal después.

 

4. El Vapor contra la tos seca

El Vapor contra la tos seca

No puedo expresarme mejor, pero el vapor es lo mejor que hay cuando se trata de cualquier tos, frío o congestión. El vapor no sólo literalmente afloja el moco y la flema casi inmediatamente, sino que además puedes agregar los aceites esenciales numerosos que imparten unos beneficios curativos maravillosos y son unos remedios caseros para la tos excelentes.

Actúan como antivirales, antibacterianas, antiinflamatorias, etc que se transforman en el aire, por lo que se inhalan mientras se respira el vapor. Para esta mezcla particular he incluido tanto el aceite de árbol de té y el aceite de eucalipto, que puede ayudarte a calmar y abrir tus vías respiratorias, así como ayudarte a combatir las bacterias o un virus.

 

Vas a necesitar

 

  • 3 gotas de aceite de árbol de té.
  • 1-2 gotas de aceite de eucalipto.
  • Un tazón de agua.
  • 1 toalla limpia.

 

Como prepararlo

 

Usa suficiente agua para hervirla hasta la mitad para llenar un tazón a prueba de calor de un tamaño mediano. Vierte el agua en ella, deja que se enfríe un poco por unos 30-60 segundos, y añade los aceites esenciales dándole revolviendolo rápido para liberar los vapores.

Inclínate sobre el tazón y colocate tan cerca como puedas mientras pero que te sientas cómodo. Recuerde que el vapor puede quemarte así que utiliza la toalla para cubrir tu cabeza como una tienda de campaña, atrapando el vapor y respira profundamente. Haz esto durante 5-10 minutos 2-3 veces al día, ya veras que bien actua como unos de los mejores remedios caseros para la tos.

 

5. Té de Tomillo

 

El tomillo se ha utilizado durante siglos e incluso se usó durante una de las pandemias más devastadoras que tuvieron lugar en la historia de la humanidad. La peste fue una plaga que alcanzó a Europa desde el año 1346 al año 1353.

Durante ese tiempo y con otros incidentes de la peste después de eso, la gente del pueblo se reunía para quemar grandes bultos de tomillo para evitar la enfermedad o llevaba los bolsillos con tomillo en ellos. De hecho, el tomillo tiene propiedades antimicrobianas, pero no estamos combatiendo en este caso ninguna plaga sino sólo su tos. El tomillo relaja los músculos de la tráquea y los bronquios y también abre las vías respiratorias. El resultado que te dará es menos tos y un mayor confort en tu garganta.

 

Vas a necesitar

 

  • Un puñado de ramitas frescas de tomillo o 2 cucharadas de tomillo seco.
  • 8 onzas de agua.
  • Miel o limón, es opcional.

 

Como prepararlo

 

Machaca ligeramente el tomillo, por ejemplo con un mortero y luego colócalo en una taza. Cubrelo con 8 onzas de agua hirviendo y deja que se escarpe unos 10-15 minutos. Añade un poco de limón o miel al gusto y beber esta bebida para la tos y el dolor de garganta. Repite este proceso 2 a 3 veces al día según sea necesario. Funciona muy bien si lo tomas justo antes de acostarte.

 

6. La pimienta negra y la miel

La pimienta negra es la especia más usada del mundo, pero se usa uso más en el mundo culinario. Lo que la gente no sabe es que puede ser unos de los remedios caseros para la tos contra la gran cantidad de mucosidad o una congestión del pecho.

Si accidentalmente te has inclinado demasiado cerca de la pimienta negra mientras estás moliendola, puede hacerte toser o hacerte cosquillas en la nariz.

Esto puede no ser divertido en una base regular, pero es una ventaja si necesitas expulsar todas las flemas desagradables de los pulmones. La miel añade sus propiedades antibacterianas y lo hace para que la pimienta no sea demasiado irritante.

Puedes hacer un jarabe casero para la tos con pimienta negra y miel o un té. Si es posible, usa la pimienta negra recién molida, ya que la pimienta molida envasada simplemente parece perder algo de esta gran virtud.

 

Vas a necesitar

 

  • 1 cucharadita de pimienta negra recién molida.
  • 1 cucharada de miel.
  • 8 onzas de agua.

 

Como prepararlo

 

Coloca la pimienta y la miel en una taza y luego cúbrela con agua hirviendo. Escarpala durante unos 10 minutos, revuelvelo todo y bebe la mezcla en su totalidad. Repítelo 1 a 2 veces al día según sea necesario para aflojar las mucosas.

 

7. Hojas de menta y jengibre

 

Las cualidades calmantes del jengibre junto con la menta, todo envuelto es fácil de tragar y es un gran jarabe casero para la tos. El jengibre trabaja como un expectorante, ayudando a aflojar y expeler las mucosidades de los pulmones.

También puede detener las cosquillas en la parte posterior de la garganta que puede desencadenar una tos seca. La menta también ayudará a aliviar el irritante cosquilleo de una tos. También puedes tratar la gripe con el jengibre.

 

Vas a necesitar

 

  • 3 cucharadas de jengibre picado.
  • 1 cucharada de menta seca.
  • 4 tazas de agua.
  • 1 taza de miel.

 

Como prepararlo

 

Pica el jengibre y añadelo junto con la menta y 4 tazas de agua. Pon a hervirlo todo y luego baja el calor del fuego cuando este hirviendo. Cocinalo todo a fuego lento hasta que el líquido se haya reducido a la mitad.

Deja que se enfríe un poco y luego mezclalo con 1 taza de miel hasta que se haya disuelto por completo.

Guardalo todo en una botella y toma una cucharada cada pocas horas según sea necesario para aliviar la tos. Puedes manténer esta mezcla refrigerada hasta 3 semanas.

 

Mis Consejos para la tos

 

No puedo enfatizar la importancia de cubrir con un plato tu té mientras lo dejas reposar. No sólo lo mantiene caliente sino que atrapa todo el vapor y cualquiera de los aceites volátiles en el vapor y sus beneficios en la taza para que lo inhales cuando lo destapes. Aquí te dejo mi último artículo sobre cómo aliviar la congestión nasal con remedios caseros, espero que también te ayude como este artículo de remedios caseros para la tos y el dolor de garganta.

Imágenes Créditos: Shutterstock

Sígueme

Mikel Freije

Descubre a diario nuevos artículos sobre la salud en general así como remedios caseros y dietas para perder peso, cuidado de la piel , cuidado del cabello y mucho más. Cada día publíco un artículo nuevo sobre la salud y de remedios caseros para la salud que haran que su vida cambie por completo gracias a mis conocimientos de nutrición aprendidos durante los últimos 23 años con mis estudios en esta sección.
Mikel Freije
Sígueme