El vinagre de sidra de manzana ha sido parte de la mitología en la pérdida de peso por décadas y resulta que si existe un grano de verdad en este mito. Según las investigaciones, las personas que consumían vinagre de sidra de manzana antes de una dieta rica en carbohidratos experimentaron una reducción en los picos de insulina y se sintieron más saciados que después de las comidas sin consumir …